miércoles, 21 de septiembre de 2011

Todos los perros van al cielo...

Había pensado otro post para hoy. Pero la vida da vueltas, y la rueda gira y entre muchas otras cosas  te hace cambiar los posts. Hoy empeieza la primavera en Buenos Aires, hay calorcito y mucho cielo celeste sin nubes.Hoy tuvimos que llevar a Sharon al vet para que respire profundo y cierre los ojos para siempre.
Yo me acuerdo como sí fuese ayer el día que me la trajeron a casa. Justo un día antes de que cumpla cuatro meses. Era Enero y hacía muschisimo calor. Quién les escribe tenía apenas ocho años, mis hermanas seis y cuatro. Era como tener un peluchito de verdad. Pasamos mil cosas , lindas y feas. Pasamos una vida entera. El chico que nos la dio porque no la podía tener más en su casa nos pidio que la cuidasemos y la queriesemos mucho. Yo no me acuerdo su nombre ni supe más nada de él. Pero quiero que sepa que la cuidamos hasta el último minuto y esas tres nenas que dejo con su perra chiquita  la amararon como nunca se imaginaron que iban a hacer.
Hoy me toca despedirla. Me toca despedir por primera vez a un perro después de tanto, pero tanto tiempo compartido.
Cuando era chica miraba una serie que se llamaba todos los perros van al cielo. Es justo ahí donde espero que este.

5 comentarios:

  1. Muy bueno el blog, te dejo el mio

    http://basta-fuerte-radio.blogspot.com/

    Nos leemos, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Qué tierno! Yo tuve una gata 15 años, sabía que algún día le iba a tocar, aparte se enfermó y estuvo medio mal un par de días y era como que ya no había vuelta atrás... la recuerdo con mucho cariño, y creo que es lo mejor que se puede hacer (siempre).

    ResponderEliminar
  3. Puuu qué tristeza.. cuando leí el título ya entendí todo. Seguro que Sharon está en el cielo, ladrando, comiendo alimento balanceado con otros perritos y alardeando de los dueños que tuvo. Un beso enorme, que tengas mucha fuerza, y que la recuerdes siempre con ese cariño y esa sabiduría.

    ResponderEliminar
  4. Mmmmm, allá estará, es un vacío grande pero te siento tranquila, es toda una vida de agradecimiento compartido, sin duda, un abrazo grande!

    ResponderEliminar